Aprender a navegar a vela para saber de dónde viene el viento
Cómo saber de dónde viene el viento
5 (100%) 1 vote

Uno de los problemas por los cuales suelen pasar todos los monitores de vela en sus primeros días, es aquel que está relacionado con un concepto básico que hay que saber antes de llevar a cabo el deporte de la vela. Todos los alumnos suelen preguntar algo básico para el monitor, pero que para ellos le resulta elemental entender. Incluso antes de oir cualquier tipo de teoría. Incluso mucho antes de siquiera preparar un barco para comenzar a salir al mar.

Introducción: ¿De dónde viene el viento?

Desde el momento en que los alumnos, independientemente de su edad, llegan a un club náutico para aprender a navegar, lo primero que van a hacer es preguntar de dónde viene el viento. Es algo que puede parecer y básico. Pero el primer día de clase, que va a ser teórico, es imposible comenzarlo sin explicarles de dónde viene el viento.

Así que yo creo que el primer día de clase no hay que utilizar la pizarra. No hay que sentarlos a todos en las sillas y comenzar la clase. Hay que sacarlos al exterior a pasear y a dar una vuelta. En el caso de que vosotros seáis los alumnos, las mismas personas que estáis leyendo esto, podéis pedir que os den una vuelta por la zona para que os sea familiar. No solo veréis como es el ambiente en el cual vosotros vais a practicar este deporte tan bonito, sino que vais a ver algo tan básico, fundamental y tan importante de aprender como el motor que os hará avanzar: el viento.

Nosotros, que vamos a salir a navegar, vamos a depender totalmente del viento, para lo bueno y para lo malo. Si tenemos algún problema estará relacionado con el viento. No tendremos motor para volver a tierra así que nuestra gasolina o nuestro combustible será el viento. Por eso tenemos que entenderlo dando una vueltecilla lúdica. Además haremos amigos.

Antes de salir a la mar

De tu casa al velero

Si estamos muy verdes con el tema de la navegación y no queremos tener problemas, lo que tenemos que hacer es tratar de entender de dónde viene el viento antes de salir al mar. Todo esto formará parte de una prevención muy sana que nos servirá para poder montar nuestro barco con seguridad, salir del puerto; la marina o el Club Náutico; y adentrarnos en aguas abiertas listas para poder navegar con seguridad. Así que de camino a nuestro velero lo que tenemos que hacer es comenzar a fijarnos en lo que tenemos alrededor nuestro.

Muchas ciudades tienen banderas colocadas en asas en la parte superior de los edificios emblemáticos. Esto nos puede dar la primera referencia para saber de dónde viene el viento. Además, sería un plus de información sacar el teléfono móvil y mirar la bandera hacia qué lado de la brújula de nuestro móvil está direccionada. Es decir, hacia qué lugar apunta la bandera del edificio según nuestra brújula del Smartphone. Si la bandera está enfocando hacia el sur, tras mirar nuestro teléfono móvil, significa que el viento viene del norte. Por lo tanto, cuando estemos en aguas abiertas posiblemente el viento vendrá del norte. Recordemos que dentro del los clubes y durante la salida hay turbulencias. En este caso, tendremos que ver si en medio del mar tenemos un punto de vista hacia el norte totalmente despejado; hacia un mar infinito; o tenemos nuestra propia ciudad. Ésta será la diferencia entre tener olas porque vienen del mar abierto, o tener el mar plano porque en el norte tenemos nuestra propia ciudad que no dejará que entren olas.

Es decir, mientras vamos de camino a nuestro velero o a nuestras clases de vela, tendremos que imaginarnos que estamos en medio del mar. Si de donde viene el viento hay infinito habrá más olas. Si desde donde viene el viento hay tierra tendremos menos olas.

Banderas del club náutico

En el momento en el cual llegamos a nuestro Club Náutico lo que tenemos que hacer es fijarnos en las banderas y suele haber en la parte de superior de los náuticos. Por lo general, suelen tener la bandera del propio club náutico y la bandera del estado. Cómo podréis ver ambas banderas ondean y flamear hacia la misma dirección. Esta dirección no indicará de dónde viene si no hacia donde va el viento.

Para saber de dónde viene el viento cuando miramos una bandera tenemos que fijarnos en el palo que la sujeta. El palo será aquella parte por la cual el viento entra. Esta parte de la bandera será la que indica de dónde viene el viento. La parte por la cual la vela ondea, será a la parte que no indica nada. Es más, las banderas suelen romperse por esta parte. Por la parte que se mueve más y flamea que es por donde se suelen deshilar.

Veletas de los mástiles

Una vez vayamos entrando en el Club Náutico lo que tendremos que hacer es fijarnos en los veleros que nos rodean. A partir de aquí lo que vamos a hacer es levantar la vista y mirar en la parte superior de los mástiles. La mayoría de veleros tienen en su parte superior, llamada galleta, una velita que también es conocida como windex (veleta en inglés). Para saber de dónde viene el viento no tenemos que mirar una sola veleta. Lo que tenemos que hacer es fijarnos en la mayoría de las veletas.

Dentro de los club náuticos hay muchas turbulencias por lo que tendremos que hacer es sacar un baremo general de lo que indican la mayoría de los windex. Pero, aunque parezca mentira, mirar las veletas de los veleros ya nos irá indicando de dónde puede venir el viento a la hora de que tengamos que hacer maniobras para salir Club Náutico. Porque si nos fijamos las veletas están situadas a mucha altura que coincide con la parte superior de los espigones que cubren Club Náutico. Por lo tanto, ese viento es muy parecido al viento real que hace fuera.

Humo de las casas y fábricas

Depende de la época del año en la que nos encontremos, podremos ver muchas señales de humo que nos van a indicar de dónde viene el viento. Aunque también depende de donde vivamos, las señales de humo siempre van a mantener la misma dirección que una bandera. La parte por la cual el humo comience a ascender será la que marque de dónde viene el viento. Y la parte por la cual el humo comienza a hacerse más grueso y más difuminado será la parte por la cual el viento se va a alejar.

El anemómetro del náutico

Hay clubes náuticos que en su parte superior tiene anemómetros. Si tienes suerte y tu club náutico es uno de estos lo que tienes que hacer es acostumbrarte a la dinámica que llevan los regatistas profesionales. Que es llegar a Club Náutico por la mañana y lo primero que hacen es mirar el anemómetro. Los anemómetros están formados por diferentes agujas pero últimamente están sustituyendo los antiguos por digitales.

Así que, directamente puedes mirar algún valor que acaben por KN, qué significa nudo o knots en inglés, para saber la intensidad del viento y, allí mismo, habrá alguna aguja en constante movimiento que indicará de dónde viene el viento.

Con esto, el anemómetro del lugar de salida, podrás comenzar a pensar en tu salida de tu club. En el caso de que salgas de una marina o un puerto esto te irá de maravillas. Porque podrás calcular por qué lado tienes que salir sin llevar rumbos zigzagueantes. Si eres un barco grande saldrás a motor, pero si eres un vela ligera tendrás que hacer bordos por el lado que menos molestes o que más rápido puedas salir. Siempre por la derecha.

Durante la salida del puerto, marina o club náutico

Hace muchos años, a la hora de salir de un club náutico, de una marina o de un puerto, la Guardia Civil estaba atenta y preparada para ponerte una multa en el caso de que llevarás un rumbo diferente al rectilineo. Ellos lo llamaban rumbo zigzagueante. Y te caía una multa de mil demonios. Desde entonces las cosas han cambiado mucho pero lo que ha pasado es que han puesto radares de velocidad para evitar que las lacnhas vaya demasiado rápido por dentro de los puertos. Así que las velocidades para salir de un puerto suelen rondar entre los 4 y los 6 kn (nudos).

Ojo: En este caso estaremos hablando de nudos de velocidad no de nudos de viento.

Así que si no somos vela ligera lo que tenemos que hacer es evitar ir con el motor demasiado rápido. En el caso de que salgamos a vela, independientemente de si somos un barco grande un barco pequeño, tendremos que aprovechar este momento para mirar las veletas de los veleros y las banderas de los yates. Ya que los yates cuanto más grandes, más grande tendran la bandera colgada por popa.

Tip: Recordemos que popa es la parte de atrás de un barco.

Siempre que podamos vamos a salir la derecha. Esto significa que debemos trazar una línea imaginaria central por la que saldremos del puerto, de la marina o del club y situarnos en la parte derecha. Siempre tratando de hacer el número mínimo de viradas posible.

Banderas en las crucetas

Cuando miremos las banderas de los mástiles de los veleros tenemos que fijarnos en la diferencia que hay entre cada bandera. Entre la situada en la parte de arriba del barco, en el palo o mástil, será la que indica el lugar en que se encuentra el velero, respecto al rumbo de la bandera que hay en la parte de atrás del barco, que indica la nacionalidad del barco. De dónde es el velero.

Como curiosidad podremos ver que estas dos banderas tienen un poco de diferencia entre ellas. La que está arriba siempre va a estar un poquito más hacia un lado de la que está abajo. Y esto se produce porque el viento, cuanto más arriba, más potencia suele tener y una dirección distinta también.

Barcos que entran hacia su pantalán

Los barcos que entran deberán emproarse (mirar al viento) para arriar (bajar) las velas. Este será un buen momento para fijarnos hacia dónde dirigen su embarcación. Ese será el lugar desde donde viene el viento y que nosotros tendremos que tener en cuenta a la hora de salir del puerto. Porque nos tirará o acercará a lugares peligrosos como tierra, muelles o pantalanes. Siempre saliendo por el canal imaginario de la derecha, pero manteniendo un curso alejado de las piedras para tener margen de maniobra.

Ya hemos salido a mar abierto

Una vez nos encontramos en el exterior de las instalaciones donde tengamos amarrado el velero, podemos fijarnos en varios objetivos que nos van a chivar la procedencia del viento para después actuar en consecuencia. De ello dependerá la posición que tendremos que adoptar con el barco para comenzar a subir o izar las velas. Pero esto ya es otro tema que desarrollaremos en otro momento.

Dirección de las olas

Lo primero que notaremos serán las olas. En general, sin entrar en detalles, las olas vendrán de la misma dirección de la que lo hace el viento. Es más, las olas tienen densidad en cuanto a su color.

Si nos fijamos bien en el color que tiene el agua que nos rodea, puede que veamos manchas o zonas claras y otras más oscuras. Si vemos que las olas vienen de una determinada dirección y esa zona es más oscura que la que nos rodea, esa zona puede tener una racha de viento. Es decir, que el viento no tiene porqué ser perfectamente homogéneo en todo el mar que nos rodea.

TIP: Las zonas oscuras de mar pueden indicar que viene mucho viento de golpe.

SABÍAS QUE… En las regatas de Copa América de hace unos años, arriba del todo del mástil había un regatista. Sí, allí en lo alto, moviéndose de lado a lado mientras se sujetaba el mástil. Su misión, a tantos metros de altura, era buscar y encontrar zonas de alto viento para que su barco ganara. Una de las cosas que miraba era zonas de mar oscuro. Esas zonas oscuras podían ser cúmulos de viento que, al agitar la superficie del mar, lo volvían oscuro. Eso sí, lo siguiente es que las olas comiencen a romper y a formar pequeñas crestas de espuma. Olas llamadas, según el territorio, borregos. Así que con el mar muy oscuro con mucho viento pueden aparecer borregos blancos.

TIP: Los borregos son las espumas en las crestas de las olas.

Movimiento de las nubes

Lo cuarto son las nubes. Así en general y a bote pronto, sin entrar en sutilezas, las nubes van a moverse según la dirección del viento arrastradas por él. Es más, muchos regatistas antes de sus pruebas lo que hacen es ver el color y la densidad de ellas. Incluso si se están desarrollando en vertical en alguna parte concreta del cielo para saber si el viento vendrá de allí en los próximos minutos. Es decir, hacen una previsión a ojímetro. Cuanto más se adelanten más posibilidades tienen de ganar la regata.

Si miramos al cielo y vemos que hay nubes a nuestra derecha y no hay en nuestra izquierda, puede que haya viento donde haya nubes. Pero lo que hay que hacer es mirar hacia donde se mueven. De dónde vienen será de donde viene el viento.

Ondeo de las banderas en tierra

Desde enmedio del mar tenemos una visión de 360 grados. Será un buen momento para mirar a tierra y, en el caso de tener banderas, mirar cómo ondean para ver de dónde viene el viento. Puede haber encima de los clubes náuticos, osea de nuestras propias instalaciones o en la bocana (boca de salida) del puerto. Esto nos servirá en el caso de que estén muy altas. Ya que ondearán por encima de nuestro cobijo. Típica situación que hay antes de salir enmedio del mar que sirve para proteger las embarcaciones que están amarradas.

La veleta de arriba de tu mástil

Nuestra veleta o windex que podemos tener en la parte superior de nuestro velero nos indicará de dónde viene el viento. En el caso de que estemos montados encima de un vela ligera, siempre podremos colocar una pequeña veleta en la parte superior de mástil o en la parte frontal de la botavara.

Por ejemplo, en el caso de que salgamos con un 420, algunos regatistas colocan una veleta en la parte superior del palo o mástil, otros delante la botavara también en el palo y otros en la proa. Aunque en este último sitio puede que una gran ola nos la arranque de cuajo. Incluso cuando hacemos un submarino. Esto, que diremos que es en otra página, brevemente podemos decir que consiste sumergir de forma accidental la proa en el mar de golpe con su consecuente pérdida de velocidad instantánea o directamente un volcado del velero de vela ligera. Y puede que nosotros vayamos detrás y también caigamos.

El anemómetro de tu velero

Hazte con un anemómetro y solo tendrás que mirar dentro de tu bañera (zona de manejo de la embarcación) para ver qué viento hace, expresado en kn (nudos) y qué dirección tiene. Con ello sabrás que posición tendrás que adoptar en aguas abiertas para subir las velas.

Mercantes fondeados en el mar

Lo tercero que podremos hacer para situarnos es mirar si hay barcos fondeados. Es decir, si tienen tirada el ancla. En este caso veremos la cadena que sale de sus proas; o partes delanteras; hacia el agua. El tipo de barcos fondeados que podemos encontrarnos puede que sea muy diverso pero tendrán un denominador común: todos mirarán a la misma dirección. Todos enfocarán sus partes delanteras o proas hacia el viento.

Ojo, porque cuando desarrollemos los fondeos, veremos que, si un velero, lancha… embarcación de propulsión mecánica… a vela…, tiene más de un fondeo, la embarcación no mirará al viento. Pero esto es otro tema de otra entrada.

Los mercantes se mueven muy lentamente. Y este movimiento alrededor de la cadena del fondeo se llama borneo. Y el borneo es lento porque son buques muy grandes y pesados. Entonces el viento les afectará de forma lenta. Y va muy bien mirarlos porque indicarán la dirección del viento de forma fiable en comparación a todo el resto de embarcaciones fondeadas.

El tacto del viento en tu cara

Lo segundo que notaremos será el propio viento en nuestra cara, que, también sin entrar en detalles, podemos decir a bote pronto que de donde venga lo notaremos porque no podremos mirarlo con los ojos abiertos. Nos van a llorar. Esto es muy general, y depende de muchos factores que abordaremos uno por uno, pero como normal general y para aprender a navegar a vela desde cero, nos irá muy bien.

Conclusión: Saber desde dónde nos viene el viento

Si quieres saber de dónde viene el viento para así poder navegar con tu velero, cuando estés en medio de un lago o del mar, debes mirar:

  1. Olas: De dónde vienen.
  2. Tacto: Siente y mira el viento en los dos lados de tu cara por igual.
  3. Mercantes: Las otras embarcaciones fondeadas miran al viento.
  4. Nubes: Desde dónde se desplazan.
  5. Veletas: Añade una arriba de tu mástil.

Si aún así hay cosas que no entiendes… deja tu duda en los comentarios. ¡Nos vemos en el mar!