Qué ropa llevar cuando nos invitan en velero
Valora este artículo para mejorar la calidad de la web.

Es normal que nos surjan muchas dudas a la hora de combinar algo tan dispar y diferente como el mundo del mar y el mundo de la moda. Podemos utilizar nuestro sentido común para vestirnos en todo tipo de ocasiones marítimas y cometer errores. Es lo que tiene el universo de la navegación a vela, que es difícil de por sí. Porque los que están en este ambiente de mar llevan toda la vida inmersos y, de forma consciente o inconsciente, ya saben lo que tienen que hacer. Lo que no recuerdan es que en su día, cuando eran pequeños, sus padres y abuelos les lanzaban recomendaciones cada dos por tres. Poco a poco y con los años han ido cuajando y ahora dicen que no saben nada pero los que comienzan, si se fijan, verán como saben cómo comportarse y cómo vestir para cada ocasión. Es más, si lo hacen mal, es porque llevan su estilo personal hasta los extremos como personas rebeldes o bohemias, o forman parte de otros ambientes, como el del mundo del surf a vela o Windsurf.

Cómo vestirse para ir en velero según la temporada

No todas las épocas anuales tienen su forma de vestir. Veremos que hay mucha diferencia entre las formas de vestir por países. Los regatistas que navegan por aguas del Norte suelen ir más abrigados, con más capas que los del Sur. Y los de territorios cálidos tienden a las ropas cortas y ligeras. Pero hay algo en común. Que es la capacidad de cambiarse de forma rápida y adecuada al clima. Ya que este deporte se desarrolla en un ambiente hostil y todos tienen un denominador común: un gran ropero. Un lugar sagrado lleno de ropa técnica de todas las estaciones anuales que son capaces de utilizar independientemente de donde vivan. Es más, esta ropa no es barata. Es bastante cara porque utiliza muchos recursos técnicos y materiales rígidos. De ahí la expresión “tela marinera”. La tela marinera es rígida, dura, resistente, es decir, muy buena y eso requiere mucha investigación. Por ende, dinero.

Ropa náutica según la estación del año

Da igual donde vivas y la temperatura del día en el que salgas a navegar a vela. La temperatura del agua puede no estar acorde con la del aire o viento (aire en movimiento). Tampoco puede haber una relación entre el buen día claro y soleado, con el que vamos a comenzar nuestro día en medio del mar, con el parte meteorológico a nuestro favor. Hay que ser precavidos porque, en el mar, el tiempo puede cambiar de golpe. Podemos salir con buen tiempo y de repente podemos encontrarnos con 25 Kn (veinticinco nudos) y que el día bonito de invitados se convierta en un día de “gritos”.

RECUERDA: En el mar no se grita porque estemos enfadados. Te gritaremos porque hace viento y esto ensordece. Solo así nos oirás de punta a punta del velero. Así que, si te gritan, grita tu también para que te oigan.

Vestirse en un barco en Primavera

La primavera es la época de la alegría y con ella nos quitamos la ropa porque viene el calor. Nos olvidamos que estamos practicando un deporte en el que la reflexión de los rayos ultravioletas del sol nos rebotan desde la superficie del mar. Como principiantes que quieren aprender a navegar a vela, solo nos vestimos con unos pantalones cortos, sin camiseta y un sombrero. Entonces el sol nos ataca por debajo y nos quemamos la espalda.

-¡Que fresco se está navegando por el mar!-, afirmamos los que comenzamos. Entonces no nos ponemos crema, bebemos poca agua y nos quitamos los zapatos y la camiseta. Craso error. Hay que vestirse mucho, con manga larga pero de hilo. Con pantalones largos también de hilo blanco y con zapatos atados. No solo protegeremos nuestros dedos de los pies contra golpes en metales duros repartidos por la cubierta (Winches, Mordazas, Escotillas, Herrajemos, Tensores, Obenques, Pasamanos, Tornillos, etc.) sino que evitaremos volver rojos como gambas a tierra.

Vestirse en un barco en Verano

El error típico consiste en interpretar el verano encima de un velero con el verano encima de la playa. En la playa hace calor, tenemos el mar cerca y cuando queremos refrescarnos nos pegamos un chapuzón. Hasta aquí todo correcto. Y es que encima de un barco también. ¿Dónde esta la diferencia? Pues que en medio del mar, no solo recibimos la intensidad de los rayos del sol directamente de él, si no del reflejo del mar. Así que como en la nieve, tenemos dos fuentes de rayos. Una por arriba y otra por abajo. Así que, solo para comenzar, nos tendremos que poner el doble de crema protectora y el doble de aplicaciones diarias. Además, no estamos quietos como el la arena, el barco se mueve y esto crea viento aparente (el real más el de nuestro movimiento) y la sensación es de frescura. Entonces, si estamos frescos para qué ponernos crema y ropa por encima. Aquí es cuando vienen los problemas graves de piel. Hay regatistas que tienen trozos de oreja recortados que se han tenido que ir quitando a medida que han cogido cáncer por falta de protección solar. También los hay que tiene la nariz roja con sarpullidos cuando llega el verano. Así que es un  tema serio.

  • Camisetas de manga corta: Podéis vestiros como queráis. Os recomiendo que no utilicéis manga corta porque os vais a quemar el brazo. Si pasáis calor, poneos crema protectora en abundancia. Un factor cuarenta 40 aplicado cada 40 minutos bastará. No pasaréis por el rojo en la pies pero os pondréis morenos inevitablemente.

RECUERDA: El mar es como la nieve. Navegar es como esquiar porque tenemos dos soles: uno por arriba y otro por abajo.

  • Pantalones cortos: Sí recomiendo utilizar pantalones cortos de forma contraria a la camiseta. Porque el tren inferior de nuestro cuerpo siempre estará protegido por el tronco superior. Así que el sol nos pegará menos. Aunque sea un deporte que se realice sentado, bastará con aplicar protector solar de forma repetida a lo largo de las horas. Aprender la navegación a vela implica movimiento, por lo que tendremos que estar mucho tiempo en pie y esto nos protegerá los quemazones en los cuádriceps.
  • Sombrero: Es obligatorio. Muchos regatistas lo obvian para tener un mayor ángulo de visión. Sobretodo los que navegan en vela ligera (Europe Class, Laser International, 420, Optimist, 470, Laser Pico, Tornado, 49er, Snipe, 29er, Yngling, etc.) y les molesta a la hora de mirar el Windex (veleta en la parte superior del mástil). Yo recomiendo que utilicéis una gorra blanca cuando naveguéis en una embarcación de vela ligera y un sombrero en un crucero. Ya que la nuca siempre estará expuesta, tanto por arriba como por abajo.

Vestirse en un barco en Otoño

Lo ideal es abarcarlo todo. Llevarlo todo encima. Es la época del años en la cual el mar se vuelve realmente hostil. Todo se puede poner en contra nuestro. Recomiendo llenar el armario de ropa marinera técnica y vestirnos como una cebolla: por capas. Podemos encontrarnos con cambios bruscos de tiempo y debemos mantener la máxima marinera:

  1. Calzado: cerrado de punta dura para proteger las uñas.
  2. Pantalones: largos de tela dura para proteger el desgaste del culo rozando por la cubierta durante horas sin parar.
  3. Chaqueta: con muchas cremalleras para ajustarnos al cambio de temperatura como si practicáramos senderismo.
  4. Gorra: fina de color negro que calienta más la cabeza y siempre atada al cuello del abrigo.

Vestirse en un barco en Invierno

El invierno es la estación en la que, por defecto, podemos tener toda la ropa gruesa en el armario del velero. Lista para llevarla siempre independientemente del parte meteorológico. Porque solo con las salpicaduras nos vamos a congelar. Además, las rachas (ráfagas de viento) son muy frías y congelan las puntas de los dedos, las orejas y la nariz. Así que no pasemos frío de forma gratuita. Con la cara ya basta.

LA VESTIMENTA MARINERA QUE UTILIZAREMOS PARA EQUIPARNOS EN INVIERNO SERÁ:

  • Zapatos impermeables: hay mucha marcas de zapatos impermeables pero elegiremos los que pesen menos y tengan la suela de goma de color blanco. Siempre serán zapatos para que la movilidad del tobillo sea máxima. Pero si vamos a salir a navegar con algún barco de vela ligera como el Dragón, podremos utilizar botas de piel. En este caso serán impermeables y extremadamente calientes. ya que en vela ligera la solas nos pasan por encima de nosotros. No como en los veleros que tienen una obra muerta (parte de la embarcación a vela que está por encima del mar. Los laterales de color blanco que están encima de la línea del mar) alta y solo recibiremos salpicaduras de las olas.
  • Pantalones impermeables: No utilicéis ropa buena y de calidad de tela dura impermeable. Id directamente a la utilización de un traje de agua. Estos están fabricados de forma plasticosa por la superficie y de tela marinera por el interior. Son impermeables y resistentes a la vez. Los encontraréis baratos y caros. Los baratos en grandes superficies de ropa deportiva. Los caros en tiendas especializadas. Os recomiendo los buenos, caros, porque está en riesgo un resfriado. Y sale muy caro estar una semana en una cama con fiebre. Además, a medida que pasan los años, los hacen cada vez más finos y resistentes. En los años ochenta ’80 los trajes de agua para regatistas eran un trozo de bolsa de plástico de color naranja. Solo servían para romperse y llenarse de agua. Sí, iban bien, pero el desarrollo técnico ha sido enorme. Podías evitarse ir mojado pero el frío penetraba y salías tiritando del agua.
  • Chaqueta impermeable: Evitad cualquier marca de chaqueta buena. Utilizad directamente la parte superior del traje de agua. Es lo más cómodo y fiable a la hora de hacer cambios bruscos y rápidos de ropa cuando tenemos que entrar rápidamente en el interior del barco para solucionar algún problema. Recordad que estamos en la época más tormentosa. Puede hacer un buen día pero los cambios de tiempo nos pueden sorprender. Y si ya hemos decidido salir a la mar con mal tiempo para mejorar nuestras habilidades, porque tenemos que entrenar o hay regata y hemos decidido inscribirnos, pues al entrar dentro vamos a sudar mucho. Entre el viento que deshidrata y el calor del interior junto a la concentración deportiva, no beberemos agua en todo el día. Así que recomiendo el uso del traje de agua como prenda superior cuando haga frío.
  • Gorra: No utilicéis gorra porque se os irá volando. Además hará que no veáis la parte superior de los mástiles de forma muy rápida. En invierno puede que por definición haga muchas olas y viento. Eso significa que la navegación tiene que ser más rápida. Es decir, las reacciones encima del velero debes hacerlas rápidas y sin pensar. Así que tienes que verlo todo al instante. Es más, el fondo del mar está lleno de gorras y sombreros así que no hace falta te lo pongas. Si insistes, pues átatelo a la parte trasera de la chaqueta. En el cuello de la misma con una pequeña pinza de acero inoxidable en cada lado.

Ropa para navegar según el velero

No es lo mismo subirse y moverse en un barco de cuatro metros 4 m que en un Maxi de veinte metros 20 m. El tamaño de la ropa y de los complementos irá en función del espacio que tengamos para movernos con rapidez, para trimar la embarcación y solucionar problemas.

Qué ropa náutica utilizo según el tamaño de la embarcación

En líneas generales, el tamaño de la ropa irá en función al tamaño de la embarcación. Por ejemplo, si navegamos en un Windsurf veremos que lo mejor será ir con licras estrechas. Y si navegamos en un megayate podremos abrigarnos con una chaqueta holgada.

Ropa para un velero Pequeño

Pienso en vela ligera porque muchos de vosotros podéis comenzar desde abajo independientemente del físico y de la edad. Es más, yo lo recomiendo porque os ayudará a “oler” el viento. Es decir, a predecir de donde vendrá y adelantaros al los roles o cambios de dirección del viento.

→ BOTAS: Las botas podrán de neopreno porque siempre irán mojadas. Practicaremos este deporte sobre la superficie del mar y las caídas podrás ser constantes. Prevalecerá navegar calientes que navegar secos. No utilizaremos calcetines ni ropa interior muy pesada porque reducirá nuestra velocidad drásticamente.

→  PANTALONES: También podrás ponerte pantalones de neopreno especialmente diseñados con refuerzos para que hagas banda (contrapeso) cómodamente. Y lo harás fuera de la base de tu embarcación, así que también de salpicarás de forma regular.

→  CAMISETAS: Cuando más apretados y pequeñas mejor. Tiraremos de las licras por encima del chaleco para apretar aún más la superficie de ropa que nos rodea.

→  CHALECOS: Las tallas no forman parte de reglamento de regatas así que ponte lo más pequeños que tu respiración pueda soportar. Mejorarás en tus maniobras y te restará peso que se traducirá en velocidad. Lo ideal sería navegar sin chaleco salvavidas, pero no sería seguro. Y debemos evitar el peligro porque un golpe de botavara en la cabeza puede dejarnos inconscientes flotando dentro del agua.

Ropa para un velero Mediano

Aquí nos encontramos con los primeros problemas relacionados con el saber estar. Porque todos los marineros están acostumbrados a vestirse para la ocasión y nosotros las vemos canutas. Lo vemos muy difícil porque no sabemos si ponernos ropa de calle, ropa de la tienda náutica de la esquina o ropa informal.

⇒  BOTA: Debemos evitar el zapato de tacón y el zapato de calle. Osea, cualquier tipo de zapato que no sea el específico del deporte. Primero porque los patrones de las embarcaciones son extremadamente celosos y maniáticos con sus juguetes. Segundo porque son muy caros y los invitados no están sujetos a reparaciones. Si no dejarían de ser invitados. Lo bueno de invertir en botas o calzado náutico es que lo podremos aprovechar para nuestra vida corriente. Pero la superficie o casco de los barcos es delicada. Unos estarán fabricados un una rugosidad diseñada de fábrica y otros con pintura de dos componentes con antideslizante. Así que si la suela no es de goma blanca seremos unos invitados poco respetuosos. Si solo vamos a salir a navegar un día suelto, no hace falta apostar por un tejido duro e impermeable. Bastará presentarse con una suela de goma blanca para no dejar rayas negras por la cubierta.

⇒  PANTALÓN: Cualquiera vale. Pero si es estrecho evitará que lo rompamos con todas las “trampas” de metal que hay por la cubierta. Y si es transpirable evitará que sudemos. Pensemos que es un deporte dinámico que requiere muchos movimientos de forma activa y un movimiento continuo involuntario perpetuo. Encima del nivel del mar el vaivén es constante. Esto hará que lleguemos cansados hagamos lo que hagamos y “flotando” cuando nos duchemos en casa. Tranquilos, es el líquido de las orejas que se ha adaptado al rápido movimiento del mar.

Por otra parte, evitemos los vestidos de fiesta y de gala independientemente de la ocasión. La navegación a vela es un deporte y, la muda, en general, antes de cualquier evento, puede ser con un toque deportivo. Una noche de copas encima de un velero con tacones y un vestido rojo de tubo puede delatarte. Es decir, puede estar diciendo que no sabes nada del mar y que no te interesa. Solo estás allí por el alcohol y la música. Y el alto volumen en un barco es de mala educación, porque no hay muros que lo paren o ruido ambiente que lo enmascare. Un estornudo en un velero, esté en un puerto, marina o cala, se oye a kilómetros. Así que mucho cuidado con los gritos.

⇒  CAMISETACualquiera vale. Aunque recomiendo que sea discreta. Un velero no es una discoteca y los colores se ven a kilómetros porque no hay edificios que los tapen. Recomiendo que uséis claros en verano y oscuros en invierno. Debemos aprovecharnos o evitar del sol en cada ocasión.

⇒  CHALECO: No hace falta y no es obligatorio. Pero para prevenir podemos poner uno en las personas inseguras y con pocas habilidades físicas y a los niños más pequeños. Antes deberemos asegurarnos que tienen un pito o silbido de plástico incorporado al chaleco. Entonces podemos enseñarles a usarlo si se caen al mar. Ojo, caerse al mar desde una embarcación mediana no es raro. Yo lo he visto y hay que normalizarlo. Así que más vale prevenir que curar.

Ropa para un velero Grande

Las embarcaciones que navegan a vela de igual o mayor tamaño a los veinte metros 20 m, son tan grandes como casas. Y cuando los veamos desde fuera tenemos que pensar que por debajo del nivel del mar, lo que no vemos a simple vista, el velero continúa. Así que es todavía más grande.

〉〉〉  CALZADO: Dependerá de lo que nos diga el patrón del yate. Hoy en día ya hay mucho materiales que van acorde con las suelas. Cuando mayor sea un barco mayor será el presupuesto que se ha invertido en su cubierta. Y todo lo contrario. Es decir, que muchos veleros de lujo apuestas por maderas delicadas en su cubierta y nos obligarán a caminar descalzos por ella. ¿Y qué ocurrirá con nuestras uñas? ¿Nos las romperemos con el primer tropiezo con objetos metálicos? No tiene porqué. Si la inversión ha sido muy grande la cubierta tendrá una capa inferior y escondida a la vista y a las uñas de los pies por la que se desplegarán todos los componentes del trimado del barco. En estos supuestos la madera de teca será una aliada. Siempre que sea de altísima calidad y no esté astillada. Que, por defecto, no lo estará en los veleros de alta gama.

〉〉〉  VESTIMENTA INFERIOR: Elegante, marinera y de tonos suaves. Lo suyo es tirar de moda náutica que encontrarás en las tiendas de náutica especializadas (West Coast Sailing, Charles River, Gill, Musto, Helly Hansen, Crew Clothing Company, Boss, Slam, Sailing Gear, Quiksilver, Pelle, Rip Curl, etc.) Estás en un barco grande. Estás con gente de clase. Depende de tu elegancia estética quedar bien.

〉〉〉  VESTIMENTA SUPERIOR: Los grandes triunfadores son los polos. Independientemente de si sales a divertirte, es decir ,es una salida social, es un entreno o un día de regata, en los veleros de más de 20 metros puedes ponerte un polo. No cuesta nada bordarte el nombre del velero o el número de vela para quedar bien. Si quieres el invitado, puedes regalar un polo con el nombre del barco y su número de velamen al patrón y quedarás extremadamente bien. Si eres el patrón, conviene regalar un polo o chaqueta personalizado a tus invitados acorde con tu velero. Como acabamos de afirmar, el número de vela y el nombre del barco son la mejor opción.

〉〉〉  CHALECO SALVAVIDAS: Olvídate. Seguro que tienen unos salvavidas, un bote hinchable, una neumática que les sigue constantemente o una tripulación numerosa que te solucionarán los problemas. Aunque la última decisión es tuya.

Cómo vestirse para ir a una fiesta en barco

No hay que convertir el yate o el velero en una discoteca. No lo son. Estamos en un ambiente deportivo. Así que debemos llevar la ropa náutica más elegante de todas. Eso sí, no descuidemos la estética. No vale llevar el pelo salado, dejarse de maquillar, ir con zapatos mojados o del día de la vuelta en barco. Hay que cambiar y combinar una nueva muda que esté limpia, seca, planchada y de marca. Las apariencias en el mundo de la vela son como en el mundo del golf. Artificiales pero útiles. Hay mucha superficialidad pero hay que asumirla y ser respetuosos con los que nos han invitado. En el caso de que dudemos bastará utilizar nuestro sentido común y mudarnos como si de una comida en un restaurante elegante se tratara. No os olvidéis de la suela blanca. Puede que la noche empiece con una reunión encima del velero o que acabe con la última copa en un camarote. Si no vas preparados, descalzaos. El velero estará amarrado y quieto, por lo que no perderemos uñas por el camino.

Ropa náutica según la hora del día del evento

Veamos que la casuística forma un papel importante en este ambiente.

Ropa náutica para la Mañana

Por las mañanas aún no hay viento. El viento isobárico normalmente no ha aparecido por la mañanas y el viento térmico aún no ha calentado la superficie de la tierra. Así que podremos presentarnos con ropa de calle para quedar bien. Casi todas las embarcaciones de vela tienen camarotes que podremos utilizar para cambiarnos.

Ropa náutica para la Tarde

Por la tarde el viento suele subir. Si salimos a navegar por el mar a esas horas tendremos que pensar en que cuando volvamos pasaremos frío. Así que tendremos que presentarnos con una mochila bien grande compuesta por varias mudas. Eso sí, nunca nos presentemos a un velero o yate con una maleta dura o una maleta de viaje. Siempre con maletas blandas o mochilas. Y si tenemos que llenarlas más vale llevar tres pequeñas o medianas que una grande. Esto sucede porque los espacios en los yates y veleros son pequeños. Da igual el tamaño que tengan. Es igual si son yates grandes o monstruosos. En el universo marítimo siempre impera la ley de la economía del espacio. Todos los armarios que haya dentro estarán en abundancia, serán numerosos pero pequeños o medianos. Así pues, el patrón podrá repartir vuestras mochilas blandas o maletas blandas por cualquier lugar sin problemas.

Ropa náutica para la Noche

Es muy raro que os inviten a navegar por la noche. Pero si se da la ocasión; porque las vistas son bonitas y estaréis fondeados o anclados, o el fin es llegar a un lugar exótico la mañana siguiente; pensad que por la noche en medio del mar siempre hace frío. Da igual si es verano o invierno. Así que debemos ir abrigados. Y no solo de día hace viento térmico o viento isobárico, por la noche hay brisas nocturas.

Qué calzado utilizar para salir a navegar en barco

La regla es fácil: calzado blanco de suela de goma blanca. Lo que hay que desgastar son nuestros zapatos, no algo tan caro de fabricar y mantener como es la cubierta de un velero.

Zapatos para salir a pasear en velero

Mantendremos la ley no escrita anterior. Podemos utilizar los más económicos que encontremos. La estética estará por debajo de la suela.

Zapatos de entrenamiento a vela

Igualaremos la regla anterior y subiremos la apuesta. Añadiremos que la tela del zapato del dura. Son zapatos técnicos y de marca que combinan la estética con la funcionalidad. Son bonitos, muy bonitos y a mi me encantan. Pero hay que hacer una pequeña inversión. No os olvidéis que sirven para nuestra vida cotidiana alejada del los clubes náuticos.

Calzado náutico de regatas

A las reglas anteriores le sumaremos la durabilidad. Y elegiremos escarpines de neopreno, botas de neopreno o zapatos impermeables y transpirales según la marca y el modelo de nuestra embarcación. Es decir, la clase o la modalidad. Para esto deberemos dialogar con alguien que sepa o buscar por internet fotos de competiciones náuticas y fijarnos qué zapatos llevan cuando compiten en regata.

Equipamiento náutico para regatas

Llevemos a nuestro terreno este listado de equipamiento  náutico para evitar sorpresas. Si proponéis algo dejadlo en los comentarios.

Cheklist para entrenamientos a vela

Vamos a identificar, supervisar y controlar lo que necesitamos para evitar problemas como resfriados, insolaciones y adecuaciones a actos sociales imprevistos. Por lo tanto,  a un listado basado en lo que hemos visto hasta ahora, debemos hacer una mención especial al material deportivo náutico siguiente.

Invierno

  • Dos pares de zapatos: Ambos de suela blanca.
  • Dos pares de calcetines.
  • Dos pares de pantalones: Unos sociales y otros de tela marinera.
  • Dos pares de camisetas térmicas.
  • Dos chaquetas: Una impermeable con capucha y otra social.
  • Una gorra o sombrero.

Verano

  • Un calzado deportivo acorde al deporte.
  • Un bañador.
  • Dos toallas: cuesta secarlas aún con calor.
  • Protector solar
  • Ropa blanca de hilo: protege del sol y transpira mucho.
  • Podemos prescindir del chaleco salvavidas con permiso del entrenador.

Cheklist para competiciones a vela

Invierno

  • Ropa técnica: De arriba a abajo. Y de calidad.
  • Tejidos de neopreno: Prevalece el calor a la humedad.
  • Cuidado con pasarnos de peso entre ropa y bolsas. Más vale una capa ropa térmica que dos jerséis superpuestos.
  • Hay que tratar de utilizar una chaqueta náutica de alta gama. Son muy caras. Pero evitará que nos penetre cualquier tipo de viento, lluvia y salpicadura. Además son duras, resistentes, con reflejos luminiscentes y ligeras.

Verano

  • Podemos añadir peso a las embarcaciones con botellas de isotónico y plátanos o bananas.

Cómo vestirse para ir en lancha

No hay reglas escritas ni demasiadas normas porque no suele haber mucho conocimiento marítimo. El comprador de lanchas o  embarcaciones a propulsión mecánica; con motores interiores o motores fueraborda; no suelen venir del mundo de la vela y no suelen saber los usos y constumbres arraigados. Tampoco seguridad marítima. Por eso, tendremos mucha libertad a la hora de vestirnos.

Además, puede que las lanchas sean entendidas como las extensiones de los coches, automóviles o carros más allá de las ciudades. Un medio locomotor más con el que divertirse un fin de semana costeando viendo calas bonitas. Así que la vestimenta será más flexible.

Qué ropa ponerse para un evento social en un club náutico

Aunque parezca mentira, en esta ocasión nos podemos alejarnos del ambiente deportivo y acercarnos a la temida discoteca. Ahora la discoteca se convierte en nuestra aliada y los regatistas suelen cojear yendo a eventos sociales con la ropa sucia, sudada, arrugada o mojada a eventos de etiqueta como:

  • Repartos de premios
  • Memoriales
  • Cenas de socios
  • Cenas de patrones
  • Cenas de armadores
  • Cenas de prensa
  • Reconocimientos personalizados
  • Actos heróicos
  • Fiestas de fin de año
  • Fiestas de jubilación

Aprovechad la ocasión para poneros ese vestido de tubo rojo con tacones negros altos. Y adelante con las camisas de triple cuello y las corbatas de color rosa. Pero… ahora sí podemos olvidar en casa las camisas con nuestro número de vela.

¡Ojo con los detalles! Porque un buen reloj de marca náutica es un punto a tu favor.